català english español contactar colaborar
El cáncer Terapia Eubiótica Mecanismo Terapia ../Prevención del cáncer Biografia Dr.Buxalleu Testimonios articulos Preguntes Quienes somos
Sobre el cancer
celula
 
"Aunque pocos médicos la prescriban, es necesario dar la vitamina B2 en cantidades suficientes y cada día, a toda persona que presenti una diabetis."

Artículos sobre el cáncer y su sanación

DIÁLOGO DEL DR. JORDI BUXALLEU CON NONA SYNERA

¿Qué le parece Dr. Buxalleu, si comenzamos por el principio de todo?

Dr. Jordi Buxalleu i Font.Médico.1999

Jordi Buxalleu: ¡Ah, bien! El principio debe ser empezar por mi nacimiento, ¿no? Yo nací en Premiá de Mar. Diferentes circunstancias, sobre todo motivadas por la guerra, afectaron muy seriamente primero a mi familia y, de paso, a mi persona.

Nona Synera: ¿Cómo fue que usted se inclinara por la profesión médica?

Jordi Buxalleu: Probablemente fue como consecuencia de vivir en un ambiente sanitario a partir de los 9 años. O sea, cuando yo ya tenis uso de razón sobre las cosas. Este ambiente continuó hasta acabar la carrera, y el impulso anterior fue continuando.

Nona Synera: Sí pero lo interesante para mí es el por qué ha llegado a profundizar tanto el tema de las neoplasias

Jordi Buxalleu: Eso podría ser también debido a las circunstancias, sin duda. Resulta que un día yo iba en bicicleta y delante de la farmacia de Canet de Mar (la más antigua) encontré la sobrina del capellán de las Hermanitas de Arenys y, después de saludarnos, me dio la noticia de que su tío había muerto a causa de un cáncer de estómago. Este hecho me impactó mucho (yo tenía 14 años); me afectó tanto porque a Mn. Prudenci, que así se llamaba, yo lo admiraba mucho, pues logró hacerme aprender alguna cosa de latín sin tener conciencia de haber estudiado nada. Siempre he pensado: no sé como se lo arregló para darme conocimientos sin haber hecho yo ningún esfuerzo. Por este motivo, principalmente, yo lo admiraba, y desde el momento que me dieron la noticia comenzó a martillearme la idea de intentar solucionar el problema de esta enfermedad pero, inmerso en los estudios del bachillerato, se me medio borró para retornar en 1962 cuando, también por circunstancias, me tocó atender, como practicante, al Sr. I.A. que vivía en una huerta y, ya estando el enfermo, muy mal, sin saber qué excusa darle para infundirle, si más no consuelo, se me ocurrió administrarle oleato sódico, en píldoras. Todo eso con el debido consentimiento de su médico (S.C.), observando, a los pocos días de administrarle este producto, por otro lado totalmente inocuo, una mejora. A partir de aquí ya no dejé de preguntarme, ¿cómo es que ha mejorado?

Nona Synera: Todo esto es muy interesante. ¿Nos podría explicar, resumidamente, su interpretación de este hecho?

Jordi Buxalleu: Lo intentaré de forma sencilla. Resulta que el oleato sódico es un jabón y éste no hace otra cosa que disminuir la tensión superficial del medio donde actúa. Así pues, al lavarnos las manos no hacemos otra cosa que, poniendo jabón, disminuir la tensión superficial del agua y, de esta manera, se puede introducir mejor en todos los rincones que queremos limpiar. De idéntica forma, si introducimos una sustancia que disminuya la tensión superficial, en este caso del plasma, el líquido que moja (plasma) una célula, la podrá mojar mejor que antes, de tal manera que sustancias que antes no les era posible llegar a contactar con la membrana exterior celular, ahora lo podrán hacer. Al contrario, si en un vaso de agua echamos una pequeña cantidad de clara de huevo y lo removemos un poco, veremos que se forman unas pequeñas películas que tienen tendencia a la separación entre ellas. De esta manera deduje que la célula cancerosa ha de ser forzosamente más rica en grasa en comparación con la célula normal. Estas deducciones tan simples las hice en 1962. Posteriormente, esta idea, que fue publicada en 1965, se puede confirmar por diferentes análisis que, en los años que tuve la idea, ni se conocían. Por ejemplo, el aumento de las globulinas ∝ 2 que, de hecho, son como carros de las lipoproteínas y en un número muy elevado de carcinomas están aumentadas. Este pensamiento ha sido confirmado por diversos técnicos en la materia, en el transcurso de los años, el último, el profesor Golstein en 1995, Premio Nobel.

Nona Synera: ¿Y esta idea que se publicó el 1965, no tuvo ningún eco

Jordi Buxalleu: De manera positiva hacia mí, no; pero, ¡mira por dónde!, el 1966 salió publicado un artículo en The Lancet firmado por el Dr. Gozálvez de Madrid y decía lo mismo. Al ver eso, reclamé la paternidad de la idea a través del Colegio de Médicos de Barcelona y éste me la otorgó. Pero nada más. En fin; lo que interesa es la solución al problema y no quiero recordar el pasado.

Nona Synera: Bien, pero ahora sería muy interesante que nos explicara un poco en qué consiste, de manera no detallada, su terapéutica.

Jordi Buxalleu: Primeramente hay que entender que la enfermedad cancerosa es plurifactorial por lo cual será del todo necesario el abordaje por distintos frentes. Por tanto es imprescindible que toda la terapia que se marque sea escrupulosamente seguida. Por ejemplo, digo que no se coma mucho azúcar, que no se coma ningún ácido, que igual se haga con la grasa, sobre todo si se ingesta sola; que se tome un poco de bicarbonato sódico, etc. Todas estas cosas que parecen no tener importancia, la tienen, pues, de no hacerlo, la terapia, que es más complicada, no da el resultado que se espera. La segunda parte, sinérgica con ésta primera, será la oxidación y etilación de los procesos moleculares endocelulares que, sin detallar, diré que se ha de procurar que se haga en el momento de reproducirse la célula, o sea en la mitosis cuando se quede sin membrana nuclear, en la metafase. Entonces es el momento idóneo para intervenir en los componentes nucleares.

Nona Synera: Veo que usted tiene unas ideas sobre el abordaje terapéutico, sí más no, muy razonadas. ¿Cómo es que no se han hecho eco de ellas? Porqué tengo entendido que han estado difundidas por diferentes medios

Jordi Buxalleu: Mire, en tiempos pasados eso fue así probablemente por el hecho de no ser funcionario, o sea, no estaba inscrito a ningún centro de docencia y, ya en la actualidad, más o menos pasa lo mismo, si no eres funcionario, no funcionas

De hecho, para suplir esta carencia de apoyo se pensó en la creación de l Asociación Eubiótica Anticancerosa de la cual recibo estímulo moral, Y también, la Asociación intenta despertar el interés social por el desarrollo de un procedimiento diferente a los habitualmente empleados en el tratamiento de la enfermedad cancerosa.

Nona Synera: Sería interesante también que nos explicara de qué modo cree que podríamos hacer una prevención del cáncer.

Jordi Buxalleu: Si le parece, este tema, que tiene mucha importancia, es largo, y en el que se ha de implicar a mucha gente, lo dejaríamos para otra ocasión.

Nona Synera: Bueno, pues hasta otro día.

Nona Synera: Yo diría que el Dr. Jordi Buxalleu Font tiene madera de investigador nato, que con sus conocimientos y experiencia, que ha permitido curar a muchos enfermos, ya desahuciados en centros hospitalarios, tendría que tener más apoyo oficial del que tiene.

Utilizando la información de este sitio web usted está conforme a estos términos y condiciones.

Home | Terapia Eubiótica | Prevención del cáncer | Artículos | Testimonios | | Preguntas más frecuentes | Sobre Nosotros | Contactar

© Associació Eubiòtica Anticancerosa.